Programa de Reducción del Estrés con Mindfulness

En  1979,  un  profesor  de  la  Facultad  de  Medicina  de  la  Universidad  de  Massachussets, practicante de meditación y profesor de yoga, concibió  la idea de aplicar sus conocimientos en estas  disciplinas  para  el  tratamiento  del  Estrés.  Jon  Kabat-Zinn  fundaba  así  la  Clínica  de Reducción  de  Estrés,  una  de  las  iniciativas  más  innovadoras  en  el  campo  de  la  medicina mente/cuerpo en EEUU.

Desde entonces, más de 17.000 personas  se han beneficiado de este programa  y  más  de  un  millar  de  profesionales  han  asistido  a  los  cursos  de  formación, extendiéndose así a más de 240  instituciones que  también ofrecen este programa. Además de pacientes  con estrés, para  los que  inicialmente  se ofreció este programa,  se han desarrollado aplicaciones para el dolor, la depresión y enfermedades crónicas. Su aplicación ha llegado a extenderse a los planes de estudio en medicina,  escuelas de negocio, escuelas de derecho, etc. desde EEUU y Canadá hasta llegar a Europa.

Hoy en día numerosas investigaciones de carácter neurofisiológico, bioquímico y clínico sustentan la efectividad de estas técnicas para facilitar aprendizajes duraderos que contrarrestan los efectos adversos de las situaciones estresantes, tanto de origen psicológico como orgánico y contribuyen a restablecer un equilibrio funcional del organismo y de la mente.

Las técnicas mindfulness desarrollan una cualidad de atención que nos permite aprender a relacionarnos de forma directa con aquello que está ocurriendo en nuestras vidas, aquí y ahora, en el momento presente. Es una forma de tomar una mayor consciencia de nuestra realidad, dándonos la oportunidad de gestionar con mayor eficacia nuestros problemas o  los desafíos de la vida en general.

Se trata de pues de “gestionar la atención”. Es una práctica sencilla que refuerza la capacidad de la mente para mantenerse enfocada en lo que está sucediendo ahora mismo y estar abierto a la experiencia, sensibilizándose y notando mucho más para tener más opciones disponibles  y responder más creativamente a los desafíos cotidianos.

La atención plena es mucho más que una manera de relajarse: es el cultivo sistemático de estados mentales que proporcionan recursos para transformarse y para transformar el mundo que se habita. Practicar la “atención plena” no es un fin en si mismo, sino un proceso de cambiar la manera en la que funcionan nuestras mentes, con repercusiones en todos los aspectos de la vida.

Más información en el enlace:  http://cursosantiestres.com/telefono-656-456-859/

LinkedInShare